fbpx

Blog

Alimentar tus defensas

by in Alimentación, Naturopatía 17 marzo, 2020

Tal como nos dijo Hipócrates, nuestro alimento debe ser nuestra medicina. Realmente, la dieta diaria es el remedio más universal y más al alcance de todos para mantener la salud en forma. Hoy vamos a hablar de los alimentos que fortalecen el sistema inmunológico.

En estos cinco puntos están recogidos los alimentos que tienen una relación directa con la capacidad defensiva de nuestro cuerpo. Toma nota:

  • Incluye proteínas de calidad. Mejor si son de alimentos vegetales como las legumbres, los cereales (siempre integrales) y las algas. Lo mejor es que varies y mezcles estos alimentos, así obtendrás todos los aminoácidos esenciales que tu cuerpo necesita. Las recomendaciones dietéticas actuales nos indican moderación con las proteínas de origen animal (carne, pescado, huevos, lácteos y derivados). Sobre todo no abuses de carne grasa, de fiambres, embutidos y quesos curados.
  • Imprescindibles las vitaminas y los minerales. Sobre todo, vitaminas C, E, A, D y B6, además de bioflavonoides y betacarotenos. Búscalos en las verduras, especialmente en las de color rojo, anaranjado, azul y también en las de hoja y las verdes. Los minerales Selenio, Zinc, Manganeso y Hierro resultan esenciales y los vamos a encontrar en el arroz y otros cereales integrales, en el pescado, en los huevos, las carnes, los frutos secos, las semillas y el aguacate.
  • Alimentos fermentados, por su riqueza en probióticos. Encuéntralos en las verduras fermentadas en sal o pickles, en el Tamari, el Shoyu, el miso, el kéfir y los yogures. Serán un regalo para tu microbiota, para la salud de tu intestino y del sistema inmunológico.
  • Alimentos ricos en prebióticos, es decir en fibra alimentaria. Y ¿dónde están? En los imprescindibles: verduras, cereales integrales, legumbres y algas.
  • Toma los alimentos y las bebidas a temperatura templada /caliente. Bebe sopas, caldos de verduras, tés e infusiones. La hidratación es básica.

Evita el azúcar, el alcohol y las grasas.

Además, DEBES EVITAR:

  • El azúcar, chocolates, bollería, galletas, miel, fructosa y zumos de frutas en exceso, bajan tus defensas incluso aunque tomes cantidades moderadas.
  • El alcohol. Un auténtico enemigo para el sistema inmunológico. Lo deprime rápidamente, incluso si comes muy bien.
  • Las grasas de origen animal como las carnes grasas, embutidos, fiambres, manteca, mantequillas, comida basura, alimentos fritos y muy procesados industrialmente. Son otro freno para nuestras células defensivas que se van a mover con mayor dificultad hacia el foco de infección.
  • Alimentos y bebidas fríos. Más aún si están azucarados. Disminuyen la potencia digestiva, tan importante para poder asimilar los nutrientes de los alimentos.
  • Ten a raya el sobrepeso y porcentajes de grasa corporal altos. La obesidad parece vinculada a una mala respuesta de nuestras defensas frente a la infección.

Muy importante va a ser también la Dieta Mental. Dicho de otro modo, las preocupaciones, el estrés nervioso y la contención emocional. Está demostrado que el estrés emocional deprime nuestras defensas y nos hace más vulnerables frente a cualquier infección.

Pon atención y medios para mejorar tu estado anímico. La calma y la serenidad van a potenciar los cuidados físicos. Recuerda que somos un todo cuerpo-mente, de forma que todo va mejor cuando lo atendemos a la vez.

Estos consejos y pautas nutricionales son generales. Las necesidades en caso de enfermedad, pueden precisar un ajuste individualizado y en ningún caso sustituyen el tratamiento médico.

Alimenta tu salud de una forma natural, cada día.

Canal YouTube Escuela de Salud Lola Noguera https://www.youtube.com/channel/UCTvD338Vaw2o38svB91UwpA?view_as=subscriber

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *